Buenos días les de Dios.

Rafael García
San Salvador - Septiembre 18, 2015


Recuerdo décadas atrás, cuando era niño e iba de visita donde mis abuelos al pueblo, se respiraba aire puro, el ambiente era de paz y tranquilidad; a lo lejos antes de los primeros rayos de sol cerca del alba, se escuchaban los pasos de los caballos de la linda gente que se trasladaba al campo, a vender al mercado o a alimentar el ganado, diciendo a todos los que ya estaban levantados aseando sus aceras o regando sus plantas “BUENOS DIAS LE DE DIOS”; frase que llenaba de vida y buenos ánimos a mi gente; sabiendo que primero es Dios antes todas las cosas, para que nos vaya bien en el día a día.

Esta frase a través del tiempo se ha ido olvidando, por el trajín del día, por el estancamiento cultural o por la falta de importancia de seguir nuestras costumbres y tradiciones; ahora se ha transformado en unos buenos días secos y sin esperanzas, un movimiento de cabeza y una mirada perdida en el tiempo o simplemente un silencio rotundo que dice muchas cosas.

Cambiemos el casete, dando un giro de 180° grados a nuestras vidas; volvamos a creer en tener fe en Dios y seamos nosotros mismos los que transmitimos a nuestras gente que la vida es bella y que cada mañana a cualquier persona que encontremos démosle el “Buenos días le de Dios”, acompañado de una sonrisa y verán el resultado, teniendo un día agradable; habrán algunos que contestarán, otros que solo murmuraran y  otros no le darán importancia; pero eso no nos debe de importar; pero así,  vamos a cambiar nuestras vidas y a hacer florecer nuevamente nuestra cultura y nuestras raíces.

Así que: “Buenos días les de DIOS”.                               

                                                         Bendiciones



No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.