¿Qué contiene una legumbre?



Un mensaje clave del Año Internacional de las Legumbres 2016 es que las legumbres son muy nutritivas: estas pequeñas semillas son ricas en nutrientes y una fuente fabulosa de proteínas. Muchos artículos científicos y numerosas bases de datos y tablas nacionales de composición de alimentos contienen algunos datos sobre la composición de las legumbres. Sin embargo, actualmente no hay ningún recurso mundial y exhaustivo sobre la composición de alimentos de las legumbres que incluya datos armonizados y evaluados conforme a una norma común. Para hacer frente a este déficit de conocimientos, la FAO está trabajando en la elaboración de una Base de datos mundial FAO/INFOODS de composición de alimentos para las legumbres, que será uno de los principales resultados del Año Internacional. Hemos hablado con Ruth Charrondiere, Oficial de Nutrición de la FAO, para saber más acerca de esta base de datos y su utilización.



¿Qué es una base de datos de composición de alimentos?

Una base de datos de composición de alimentos es una herramienta que cataloga los niveles de micronutrientes, macronutrientes y fitoquímicos en los alimentos (legumbres en este caso). La Base de datos mundial FAO/INFOODS de composición de alimentos de legumbres tendrá dos secciones: la primera recopilará datos analíticos ya existentes procedentes de más de 22 000 artículos científicos y otras fuentes, tales como informes de laboratorio inéditos; la segunda consistirá en una interfaz fácil de usar que mostrará el perfil nutricional completo –incluyendo 28 nutrientes y aminoácidos– de diferentes tipos de legumbres. La primera sección se publicará en la Base de datos FAO/INFOODS de composición de alimentos para la biodiversidad y en la Base de datos analíticos FAO/INFOODS de composición de alimentos.



¿Cómo se elabora?

En primer lugar, se identifican los datos existentes: esta etapa ya ha concluido y ha permitido obtener más de 22 000 artículos sobre la composición alimentaria de las legumbres. Además, se espera recibir datos no publicados sobre las legumbres de fuentes inéditas. A continuación, los datos se someten a un control de calidad riguroso para identificar y resolver cualquier carencia e inconsistencia y, en último extremo, eliminar cualquier dato impreciso o incompleto. Posteriormente, los datos son introducidos en dos bases de datos: la Base de datos FAO/INFOODS de composición de alimentos para la biodiversidad y en la Base de datos analíticos FAO/INFOODS de composición de alimentos (ambas pueden consultarse aquí). El siguiente paso consiste en seleccionar aquellas legumbres cuyos perfiles nutricionales completos se van a publicar como una base de datos independiente similar a la Tabla de Composición de Alimentos de África Occidental, que también estará disponible en la página web FAO/INFOODS. En el caso de las legumbres, los datos analíticos disponibles serán reevaluados y añadidos, y los datos que falten se completarán con información de otras fuentes. Además, se calculará la composición de nutrientes de legumbres cocidas y de recetas seleccionadas.



¿Por qué se necesita una base de datos de composición de alimentos para las legumbres?

Para fomentar mejor la producción y el consumo de legumbres, en primer lugar debemos conocer el contenido nutricional de los cultivos para poder apreciar sus beneficios nutricionales. Una vez que dispongamos de datos completos sobre las diferentes variedades, surgirán diversas oportunidades para hacer frente a las carencias de micronutrientes e incorporar las legumbres en las políticas y directrices nutricionales y agrícolas.



¿Cuáles son los posibles usos futuros de la base de datos y la información que contiene?

Los datos de las legumbres resultarán de especial importancia para los programas y políticas nutricionales. Por ejemplo, los programas de alimentación escolar pueden incluir legumbres y otros cultivos locales para proporcionar a los niños los nutrientes específicos necesarios para su salud y crecimiento. Del mismo modo, si se identifica una carencia de micronutrientes en una determinada región o población, los gobiernos y los nutricionistas pueden determinar qué variedades de legumbres contienen mayores niveles de micronutrientes y fomentar su producción en las explotaciones agrícolas y huertos familiares en estas áreas. Los gobiernos también pueden utilizar los datos para completar las guías alimentarias basadas en alimentos y las tablas nacionales de composición de alimentos. Además, los investigadores y el sector privado pueden utilizar los datos de composición de alimentos para desarrollar nuevas variedades de legumbres ricas en nutrientes mediante cruzamientos y selección genética, e incluir estas variedades mejoradas en los programas de producción a gran escala.



¿Cuándo estará terminada?

Debido a la gran cantidad de datos recopilados, es muy probable que la base de datos de composición de alimentos esté terminada en el verano de 2016. La interfaz de usuario estará lista posteriormente. Esté atento a las actualizaciones de la página web oficial del Año Internacional de las Legumbres 2016.




Fuente:

http://www.fao.org/pulses-2016/news/news-detail/es/c/362603/