Un Ascenso a contemplar los paisajes del cerro Quezalapa.

Joel Martínez
El Rosario - Diciembre 7, 2015



Entre vientos de fin de año, entre cielos despejados, entre emoción y valentía, realizamos la caminata hacia la montaña más bella e importante del municipio de El Rosario  la Paz en el Salvador.












Jueves 3 de diciembre, 3:30 pm. Cinco jóvenes del municipio de El Rosario, decidimos emprender esta bella aventura de realizar un campamento en el cerro Quezalapa, conocido también por los lugareños como cerró Tacuazín o cerro El Rosario. El ascenso fue como de costumbre (por los ya conocedores) muy fácil hasta la mitad y un poco difícil en el último medio tramo de esta montaña, el objetivo principal era llegar hasta la cumbre unos minutos antes de las 5:30 para poder ver la puesta del sol, y antes de llegar pudimos apreciar una belleza inmejorable en los paisajes del atardecer en la hora dorada entre 4:30 hasta las 5:20 pm, dejando ver entre sus veredas verde vegetación, flora que embellecía la vista y paisajes de altura con panorámicas hacia toda la costa pacífica del

foto2.jpg foto3.jpg foto4.jpg

departamento de La Paz.


5:25 pm. Una vez en la cumbre tuvimos una vista de 360° en una panorámica entre briza fresca y el ocaso de una tarde decembrina y por si esto fuera poco los cielos completamente despejados, apreciando así en su totalidad la consumación del sol en el suroccidente entre las costas del océano, fue una experiencia emocionante, que conmueve y llena el alma de felicidad, de paz, de inspiración, donde la mente recrea todo el esfuerzo que el cuerpo ha hecho para así disfrutar de este triunfo que hasta parece ser inmarcesible entre tanta belleza que nos envuelve.


6:40 pm. Después de haber contemplado aquella impactante escena en el atardecer, la noche nos envolvió con todo el esplendor de sus estrellas, la vista de las luces de los

foto5.png foto6.jpg foto7.jpg

municipios de nuestro departamento e incluso y más resaltante la cabecera departamental, Zacatecoluca en el lejano oriente al pie del volcán Chinchontepec. Este contexto fue ideal para compartir en amistad y alegría la cena y compartir una y otra anécdota, y pudimos observar como los aviones aterrizaban y despegaban en el aeropuerto Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Algo que nos admiró alrededor de las 8:00 pm fueron los fuegos pirotécnicos que estaban reventando en Zacatecoluca, las pudimos apreciaría con claridad.    


5:15 am. Amanece del día viernes, nos encontramos con una temperatura agradable y fresca 19°C, sintiendo ya la necesidad de sentir los cálidos rayos del sol naciente que apenas ya se vislumbran en el este, entre las montañas de Jucuarán y la sierra de Tecapa en Usulután comienza empieza a pintar los profundos cielos rojizos, el Chinchontepec está expectante a lo que día con día observa con su cara del lado de San Vicente y Quezalapa de igual manera lo hace solo que en esta ocasión quiero compartir con los cinco aventureros rosarences. A las 6:03 am y después de que el cielo cambiará en muchas ocasiones sus matutinos colores observamos la salida del sol que sin duda es una experiencia maravillosa que prácticamente no podemos explicar ni con los adjetivos más bellos, ¡hay que vivirlo para entenderlo!


7:30 después de un pequeño desayuno y complacidos por privilegio que la madre naturaleza nos haya otorgado bajamos por los senderos llenos de campanitas e impregnado por el olor del verdor mañanero que el rocío de la noche deja en el campo, llegando hasta el cantón el cerro a las 8:40, llenos de alegría por aquella experiencia que

foto8.jpg foto9.jpg foto10.jpg

para todos es mucho más que una anécdota, mucho más que una experiencia cualquiera.


foto11.jpg foto12.jpg foto13.jpg foto14.jpg


Estamos muy agradecidos con la madre naturaleza por cobijarnos y protegernos como hijos, talvez no los mejores pero vaya que nos hemos enamoramos mucho más de milagro de la vida.