Hoy comienza a aplicarse una importante iniciativa de alivio de la deuda para los países más pobres. Quería poner de relieve ese dato y ofrecer información actualizada sobre otras actividades recientes.

  • Estamos avanzando a toda velocidad con nuestro apoyo en respuesta a la COVID-19. Con el enfoque acelerado que se adoptó en abrilel Banco Mundial está brindando asistencia a 93 países mediante proyectos relacionados con la COVID-19, y se espera concretar próximamente el apoyo para otros 18 países.  Las amplias iniciativas de ayuda pueden verse en este mapa interactivo (i) que muestra nuestros proyectos en curso referidos a la COVID-19.
     
  • Hoy (1 de mayo) entra en vigencia la suspensión de pagos de la deuda de los países clientes de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) que soliciten un período de gracia. En marzo, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y yo exhortamos a los acreedores bilaterales oficiales a conceder una suspensión de los pagos de la deuda a los países que reúnen las condiciones para recibir financiamiento de la AIF (esto es, los más pobres), con el fin de brindarles apoyo financiero adicional y ayudarlos a responder ante la pandemia de COVID-19. Durante las Reuniones de Primavera, los gobernadores del Banco Mundial y del FMI y los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete (G-7) y del Grupo de los Veinte (G-20) prestaron su respaldo para que esa suspensión comenzara a regir el 1 de mayo. Los países del G-20 acordaron aplicar un enfoque coordinado, con un documento de condiciones comunes en el que se establecen las principales características de la iniciativa de suspensión del servicio de la deuda. También se convocó a los acreedores privados a que participaran en esta iniciativa en condiciones comparables.
regional MDBs, virtual call

 

  • Seguimos coordinando nuestras actividades con los bancos regionales de desarrollo. Ayer tuve una reunión virtual con los directivos de los bancos multilaterales de desarrollo y con Kristalina para analizar nuestro apoyo frente a la COVID-19, las iniciativas conjuntas, el cofinanciamiento y diversas formas de maximizar los flujos netos que reciben los países más pobres.

Se prevé que en 2020 las remesas caerán cerca de un 20% en todo el mundo, como consecuencia de la crisis económica inducida por la pandemia de -19 y el confinamiento. Los detalles en nuestro último informe:

https://t.co/wfnbwWBKoD

Banco Mundial prevé la mayor caída de remesas

www.bancomundial.org


La actual pandemia de ha hecho más urgente el uso de servicios financieros digitales. Conoce cómo se puede ampliar su acceso.https://blogs.worldbank.org/es/voces/ampliar-los-servicios-financieros-digitales-puede-ayudar-las-economias-en-desarrollo-hacer-frente-a-la-crisis?cid=ECR_TT_worldbank_ES_EXT 

https://t.co/dGceZi4X4X

Servicios financieros digitales en la era de la COVID-19

El acceso a servicios financieros básicos ayuda a los pobres a aumentar sus ingresos y resiliencia

blogs.worldbank.org
  • Por último, quiero destacar que el personal del Banco Mundial, sus consultores y funcionarios jubilados son una constante fuente de inspiración. Donaron USD 550 000 a iniciativas locales de alivio frente a la pandemia con el fin de respaldar la labor de las organizaciones no gubernamentales en numerosas comunidades de todo el mundo.

Las últimas semanas han sido muy productivas, pero el mundo, en particular los países más pobres, tienen por delante un largo camino hacia la recuperación.

Este blog se publicó originalmente en LinkedIn (i).


ENLACES RELACIONADOS

La respuesta del Grupo Banco Mundial a la COVID-19


https://blogs.worldbank.org/Alivio de la deuda para los países más pobres: Actualización de fin de semana del 1 de mayo de 2020